Buscar:
 Normativa >> Constitución Política 0 >> Fecha 08/03/1841 >> Articulo 5
Internet
Año:
Buscar en:





Opciones:
Guardar
Imprimir


<<     Artículo 5     >>
Normativa - Constitución Política 0 - Articulo 5
Ir al final de los resultados
Artículo 5
Versión del artículo: 1  de 1
ARTICULO 5

ARTICULO 5

De los deberes y facultades de estos funcionarios

  1º.- Pertenece al primer Jefe: 1º conservar la paz interior del Estado, su soberanía e independencia, la integridad del territorio, promover las mejoras bajo de todos  aspectos, y establecer y cultivar las relaciones exteriores: 2º de acuerdo con la Cámara consultiva: 1º declarar la guerra, ó hacer la paz: 2º celebrar tratados con otros Estados ó potencias, recibir ó nombrar Ministros Plenipotenciarios, enviados a cualesquiera otros agentes diplomáticos, y Cónsules generales: 3º hacer los Códigos, ordenanzas y Reglamentos generales del Estado, y darles en los casos de duda su verdadera inteligencia: 4º erigir establecimientos, corporaciones y Tribunales: 5º fijar los gastos de la administración, establecer, aumentar ó disminuir los impuestos, derechos y contribuciones del Estado para cubrirlos; y en caso necesario negociar empréstitos: 6º establecer la ley peso y tipo de la moneda, y las medidas y pesos. 3º nombrar, previa calificación de la misma Cámara, los individuos de la Judicial; y a propuesta de esta los Jueces inferiores: 4º nombrar los empleados políticos, eclesiásticos, de hacienda, y militares: librarles sus despachos, y admitir las renuncias que hagan de sus destinos; trasladarlos de uno á otro, cuando convenga al mejor servicio público; y cubrir interina o accidentalmente los que vacaren, suprimirlos ó unirlos: 5º publicar los Códigos,  ordenanzas y reglamentos, cuidar de su ejecución, y de que la  justicia se administre cumplidamente por los Tribunales ó  Juzgados; y expedir las instrucciones, decretos y órdenes que sean necesarias al mejor servicio público: 6º hacer que todos los funcionarios y empleados desempeñen bien sus oficios, y suspenderlos de sus destinos, cuando infrinjan las leyes, decretos u órdenes que se les dieren, ó no llenen debidamente su obligación; entregándolos, cuando la causa produjere mérito a mayor pena, a la autoridad que deba juzgarlos.  Esta facultad no puede ejercerla con los individuos de la Cámara Consultiva, sino por delitos contra el Estado: tampoco deroga la que, conforme a las leyes, corresponda, a las respectivas autoridades y Tribunales, para suspender a sus subalternos; 7º arreglar y cuidar de la recaudación, administración e inversión de las rentas del Estado en todas sus acepciones, cualesquiera que sean los ramos que las constituyen, y los objetos a que estén destinadas: 8º fijar la fuerza de línea en tiempo de paz, levantar la que sea necesaria en caso de guerra, y mandarla en persona cuando lo estime conveniente: 9º conceder ó negar el pase a las bulas, breves, rescriptos, y cualquiera otra disposición Pontifica ó de los Prelados de la Iglesia; y conceder ó negar su aprobación a las provisiones de beneficios eclesiásticos, sea cual fuere su denominación y dignidad; sin cuyo requisito, ninguno podrá obtenerlos, servirlos, ni hacer suyas las rentas ó proventos: 10 declarar los ascensos de rigurosa escala, conceder retiros con goce de pensión ó sin ella, y dar premios de honor, ó lucrativos a los habitantes del Estado, que se distingan por sus méritos y servicios: 11 visitar con la frecuencia que le permitan los negocios todos los Departamentos del Estado, observar sus necesidades para remediarlas, y las mejoras de que sean susceptibles para promoverlas; y establecer y generalizar la enseñanza primaria bajo el mejor sistema conocido, y la secundaria ó científica con toda la perfección posible: 12 pedir consejo a la Cámara sobre cualesquiera asuntos de la administración, cuando lo considere necesario; reuniéndola extraordinariamente cada vez que convenga, para tratar alguno grave y urgente.

  2º.- El segundo jefe tendrá a su cargo el despacho de los negocios, como Ministro general del Gobierno: autorizará todas las providencias que dictare el primer Jefe en todos los ramos de la administración, haciendo inmediatamente, bajo de su responsabilidad, la circulación por todo el Estado; y es también responsable, por la comunicación de alguna, que previamente no esté rubricada y sellada en el libro ó expediente que corresponde.

       Cuando despachare por sí en los casos de enfermedad grave del primer Jefe, el Ministerio será a cargo del oficial 1º de la oficina; y este deberá cumplir con las disposiciones anteriores.

       En la autorización usará el Ministro de firma entera, y en la circulación y demás comunicaciones, de media.

  3º.- Corresponde a la Cámara Consultiva: 1º reunirse dos veces cada año por los meses de Mayo y Diciembre, para tratar los negocios que el primer Jefe le tenga preparados, durando en sesiones todo el mes, ó por lo menos la mitad, según el número y gravedad de estos, para que ninguno quede pendiente: 2º reunirse extraordinariamente, cuando fuese convocada fuera de los periodos señalados, y durar en sesiones el tiempo de la convocatoria, que no podrá exceder de quince días: 3º calificar y declarar la elección de segundo Jefe, y devolverla cuando contenga algún vicio, ó darle posesión cuando fuese legal: 4º calificar la elección de sus propios individuos y darles posesión, ó devolverla para que se reponga; y mandar que se practique, cada vez que falte alguno, por muerte, u otro accidente que le impida llenar completamente su periodo:  5º calificar las propuestas para individuos de la Cámara Judicial, y pasar la calificación al primer Jefe para que de entre ellos haga el nombramiento; mandando reponerlas, ó hacerlas en los casos prevenidos antes: 6º suspender por delitos comunes a los Consejeros en este caso, y en el que comprende la facultad 6ª del primer Jefe: 7º declarar cuando ha lugar a formación de causa contra los individuos de la Cámara Judicial, y nombrar el Tribunal que debe juzgarlo: 8º declarar cuando ha lugar a formación de causa contra el segundo Jefe, por las responsabilidades que contraiga, bien despache por sí, ó autorice como Ministro, nombrando también el Tribunal que lo debe juzgar.  Esta disposición rige con el oficial 1º del Despacho, siempre que incurra en el ejercicio del Ministerio, cuando es llamado a el: 9º declarar la formación de causa, en los casos de responsabilidad, contra los Ministros Plenipotenciarios, agentes Diplomáticos y Cónsules del Estado, y ponerlos a disposición de la Cámara Judicial, para que los juzgue: 10 elegir por suerte el individuo  de su seno, que deba presidir por defecto del primer Jefe: 11 acordar con este las materias, de que trata su facultad 2ª y darle consejo cuando en uso de la 12ª lo demande.  El Presidente de esta Cámara desempeñará accidentalmente las funciones del primer Jefe, siempre que éste y el segundo se imposibilitaren a un tiempo; reuniéndose inmediatamente la Cámara, para lo que haya lugar según este Decreto.

  4º.- El Tribunal para juzgar el segundo Jefe, Consejeros y Magistrados, será compuesto de cinco individuos para la primera, y de siete para la segunda instancia: su nombramiento debe hacerse por suerte de entre los electores de todas las electorales, cuando la causa se verse contra el primero; y de aquellas que no hayan nombrado al funcionario que va a juzgarse, cuando sea contra Consejeros ó Magistrados.  La forma de procedimientos se establecerá en el Código general.

  5º.- La Cámara Judicial conocerá: 1º de todos los negocios contenciosos de los Ministros Plenipotenciarios y agentes Diplomáticos cerca del Gobierno del Estado, en los casos permitidos por el derecho público de las Naciones, ó designados por las leyes y tratados: 2º de las causas de responsabilidad que se formen a los Ministros Plenipotenciarios, agentes Diplomáticos y Cónsules del Estado, por mal desempeño en el ejercicio de sus funciones, ó por negocios y delitos comunes: 3º de las controversias que se susciten por los        contratos ó negociaciones que interesan al Estado, celebradas inmediatamente por el primer Jefe, ó por sus agentes, de orden especial suya: 4º de los negocios comunes que interesen inmediatamente al primer Jefe; y de los mismos, y por delitos comunes en que incurra el segundo Jefe, ó el que en defecto suyo es llamado al Despacho, cuando se halle fungiendo como Ministro:

       5º de todas las causas de responsabilidad que se instruyan a los Jefe Políticos ó de policía, eclesiásticos, de hacienda, y Generales del ejército; e igualmente de las causas criminales por delitos comunes, en que incurran todos estos: 6º de las causas civiles, en que sean demandados los Jueces de 1ª Instancia, y de las criminales en que sean reos: 7º conocer en segunda Instancia, cuando tenga lugar este recurso, en las causas juzgadas por los Jueces de la primera; y en los recursos de nulidad, de protección ó fuerza, siempre que haya lugar a ellos: 8º cuidar que la justicia se administre pronta y rectamente por los Tribunales y juzgados dependientes de esta Cámara, y declarar la formación de causa contra los mismos e instruirlas, por delitos cometidos en el ejercicio de sus deberes: 9º decidir las competencias que ocurran entre los Tribunales y juzgados inferiores, e imponer la pena que la ley determine, a los que indebidamente las promuevan: 10 oír las dudas de todos los Tribunales y juzgados sobre la inteligencia de alguna ley, y consultar con informe al Gobierno: 11 examinar a los que pretendan ser Abogados ó Escribanos, y hacer su recibimiento, previo el título ó despacho librado por el Gobierno,  12 presentar ternas para Jueces de la 1ª Instancia Departamentales: 13 ejercer las demás facultades que en los Códigos ó Reglamentos se le confieran, y cumplir las obligaciones que en ellos mismos se le impongan.

  6º.- No habrá mas que dos Instancias en los juicios, y queda abolida la tercera conocida con el nombre de súplica, y el recurso llamado de injusticia notoria.  Habrán dos salas, organizadas con tres Magistrados cada una; para lo civil la primera, y para lo criminal la segunda: aquella será compuesta del Presidente de la Cámara, y dos que determine la suerte; y los tres restantes harán la segunda, sacando por suerte al que de los mismos deba presidirla.

       Los relatores servirán indistintamente en las dos, para suplir las faltas de algún Magistrado, en las causas en que no hayan pedido como fiscales, aunque hayan hecho la relación del negocio: también ejercerán indistintamente, los oficios de relator ó de fiscal.

  7º.- Cuando se verse algún asunto, cuyo conocimiento corresponde a la Cámara en primera y segunda instancia, la sala civil conocerá en aquella, y la criminal en esta; y habiendo de preceder declaratoria en uso de la facultad 8ª, se hará previamente por la misma Cámara, excluyendo por suerte a uno de los relatores, para evitar empates.

  8º.- Habrá una sesión ordinaria todos los Lunes, para los objetos que indique el reglamento; pero el despacho de los negocios, debe ser diario y público, excepto aquellos que ofendan la decencia.  Toda sentencia se pronunciará a nombre del Estado.


 

Ir al inicio de los resultados