Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 067 del 03/04/2017 >> Resumen
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Resumen Dictamen 067
 
  Dictamen : 067 del 03/04/2017   
 
Resumen

C-067-2017


 


INCOMPATIBILIDADES DE FUNCIONARIOS ELECTOS POPULARMENTE; MANUALES DESCRIPTIVOS DE PUESTOS Y SU VALOR NORMATIVO; RECARGO DE FUNCIONES; INTANGIBILIDAD DE LAS CONVENCIONES COLECTIVAS; JORNADA LABORAL ACUMULATIVA; POTESTAD DISCIPLINARIA SOBRE CONTADOR MUNICIPAL.


Por oficio A.I. 127-2016, de fecha 18 de octubre de 2016 –con recibo de 20 del mismo mes y año-, el Auditor Interno de la Municipalidad de Acosta nos consulta una serie de interrogantes referidas a temas varios relacionados con incompatibilidades funcionales de puestos de elección popular, Manuales descriptivos de puestos, recargo de funciones, convenciones colectivas, horas extra frente a jornada acumulativa y ejercicio de la potestad sancionadora respecto del Contador, todos estos a nivel municipal.


            Concretamente, se plantean las siguientes preguntas:


1)      ¿Puede un Regidor Propietario quien ejerce a la vez una profesión liberal (Ingeniero Civil), presentar proyectos por medio de su clientela al Municipio donde ejerce su regiduría para que sean vistos y aprobados, podría existir una falta al deber de probidad de acuerdo a lo que nos expresa la Ley Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública, según este comportamiento?


2)      ¿Siendo que un Manual descriptivo de puestos general fue aprobado por el Concejo Municipal, según lo establece el artículo 120 del Código Municipal, hizo segregación de un puesto de la Administración Tributaria en dos puestos, asignándole diferente código a cada uno de ellos, por lo que se puede considerar que dentro de la Municipalidad las funciones de cada puesto deberían de ser ejecutadas por funcionarios diferentes, debido a que el manual así lo estableció, le alcanzan las potestades a una administración de hacer caso omiso a dicha separación de funciones, máxime que dicho manual de puestos fue aprobado mediante acuerdo municipal y, que el artículo 17, inciso a) de la Ley de Marras obliga al cumplimiento de dichos acuerdos?


3)      ¿Puede la Administración aludir carencia de presupuesto y que las funciones sean realizadas por un mismo funcionario, asimismo el funcionario que realiza las funciones de los dos puestos, no se le reconoce recargo de funciones, en alusión que son de la misma categoría?


4)      ¿Una convención colectiva se considera con rango de Ley, mientras no haya sido derogada, por lo que sus artículos aún vigentes deben ser respetados por la administración, si en dicha convención colectiva se detalla que el horario de los funcionarios administrativos reza que es de 8 a.m. a 3 p.m. (con 30 minutos de almuerzo), le alcanzan las potestades a la administración de variar el horario de 8 a.m. a 4 p.m. (con 60 minutos de almuerzo), inobservando lo establecido en la misma, asimismo se alude que el uso y la costumbre se hace ley, sin considerar que los derechos laborales son irrenunciables, máxime si dichos derechos están respaldados por el ordenamiento jurídico vigente como es el caso en consulta?


5)      ¿De ser ilegal la variación del horario descrito en el enunciado anterior podrían los funcionarios hacer reclamo del pago de esa hora laborada de más?


6)      ¿El Código Municipal en su artículo 13 inciso f) nos expresa que el Contador Municipal, es el Concejo Municipal quien lo nombra y remueve, la incertidumbre generada es a quien le corresponde la potestad sancionadora de ese funcionario, si es al Jerarca Administrativo o al Órgano Colegiado, considerando que una vez nombrado se rige por las regulaciones administrativas establecidas para todos los demás funcionarios de la institución?


 


Con la aprobación del Procurador General de la República, mediante dictamen C-067-2017 de 3 de abril de 2017, el Procurador Adjunto Luis Guillermo Bonilla Herrera, del Área de la Función Pública, haciendo abstracción de lo consultado y sustrayéndose de analizar y resolver el caso concreto que subyace en las interrogantes formuladas, concluye:


 


  “La determinación de incompatibilidades de funcionarios electos popularmente –incluidos los regidores municipales-, es materia que, por disposición constitucional y legal, le compete exclusivamente al Tribunal Supremo de Elecciones; lo cual  constituye un obstáculo para que esta Procuraduría General de la República pueda ejercer su función consultiva. Por lo que en este aspecto la consulta deviene inadmisible, a fin de que esa Auditoría se remita a la autoridad competente.


 


Los Manuales descriptivos de Clases integran el bloque de legalidad del que las Administraciones Públicas no pueden apartarse ni sustraerse; debiendo sujetarse entonces a una determinada estructura de empleo que determina, entre otras cosas, las labores y responsabilidades de cada puesto.


 


Sólo si el recargo de funciones de puestos de mayor categoría excede de un mes, es que nace la obligación de reconocer económicamente eventuales diferencias salariales (art. 22 bis inciso b) del Reglamento al Estatuto de Servicio Civil), pero siempre sujeto a la verificación de requisitos por aprobación de la Dirección General de Servicio Civil. De manera que, si existe un  recargo de funciones de un puesto de igual o similar categoría y salario, o menor de ese tiempo, no es procedente reconocer al servidor o servidora alguna retribución por ese concepto.


 


Cuando un conflicto normativo involucra distintas cláusulas normativas, de configuración u obligacionales de convenios colectivos de trabajo que regulan las relaciones y condiciones de trabajo entre la Administración Pública y quienes le sirven en calidad de funcionario o empleado público, debe partirse de una premisa fundamental, cual es: que mientras la convención colectiva se mantenga vigente, el empleador debe cumplir con dichas cláusulas convencionales, pues aunque se discrepe acerca de su legalidad, ello no autoriza, de ningún modo, a desaplicarlas mientras se mantengan vigentes –intangibilidad o inderogabilidad de los convenios colectivos de trabajo-.


 


Si la jornada laboral es acumulativa (jornada semanal de cuarenta y ocho horas se distribuye en cinco días de la semana, para no laborar los sábados - art. 136 del Código de Trabajo-), sólo por encima de aquel tope semanal deben cancelarse horas extras.


 


De conformidad con lo dispuesto en los artículos 13 inciso f), 52 y 152 del Código Municipal, el Concejo Municipal es quien ostenta sobre el Contador municipal la potestad disciplinaria.


 


Con base en la doctrina administrativa y judicial expuestas, el órgano consultante cuenta con los criterios hermenéuticos necesarios para encontrar, por sus propios medios, concretas respuestas a cada una de sus interrogantes y subsecuentemente, sugerir a lo interno de la Administración activa la adopción de medidas correctivas necesarias, en caso de estimarse procedentes, para una solución justa y acorde con el ordenamiento jurídico.”