Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 216 del 21/09/2017 >> Resumen
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Resumen Dictamen 216
 
  Dictamen : 216 del 21/09/2017   
 
Resumen

C-216-2016


 


INADMISIBLE. MEDIATIZACION DE LA FUNCION CONSULTIVA.


 


            Mediante oficio No. AI-OF-078-17, se nos manifiesta que en la Unidad de Auditoria se presentó un ciudadano del Cantón de Flores de Heredia, el cual luego de observar la sesión ordinaria que mantuvo el Concejo Municipal, planteó una serie de preguntas las cuales la unidad de Auditoria no pudo evacuar. Razón por la cual solicita dicha unidad nuestra asistencia trasladándonos, por consiguiente,  las preguntas de dicho ciudadano relativas al Comité Cantonal de Deportes y Recreación y la aplicación del artículo 165 del Código Municipal.


 


            Por dictamen C-216-2017, Jorge Oviedo y Amanda Grosser concluyen:


 


            El hecho de que la Ley haya habilitado al Auditor Interno para consultar a la Procuraduría en forma directa no significa que las consultas que plantea el Auditor Interno no estén sujetas a requisitos de admisibilidad. Antes bien, como respecto de cualquier consulta, la admisibilidad de la consulta del Auditor Interno viene determinada por su propia competencia y debe tender a la satisfacción de los intereses públicos que el ordenamiento confía al sistema de control interno.


 


            Toda consulta que resulte en una desnaturalización de la función consultiva, facilitándole a un particular la evacuación de una duda jurídica, resulta impropia y no puede ser atendida por la Procuraduría General de la República.


 


            En definitiva, el fin de la función consultiva de la Procuraduría General es asistir a la Administración Pública en el ejercicio de sus competencias. Ergo, la labor de asesoramiento que presta este Órgano Consultivo debe responder indudablemente al interés general (arts. 113 de la LGAP y 3 de la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública –Nº 8422 de 6 de octubre de 2004-). De esta forma, nos está vedado atender cualquier consulta que no se oriente a la satisfacción de dicho interés. (En sentido similar: el dictamen C-447-2006 op. cit. y pronunciamientos OJ-227-2003 del 11 de noviembre de 2003 y OJ-043-2010 de 26 de julio de 2010).


 


            Así las cosas, la consulta resulta inadmisible y, lamentablemente, nos encontramos imposibilitados para rendir el criterio requerido.