Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 150 del 24/04/2020 >> Resumen
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Resumen Dictamen 150
 
  Dictamen : 150 del 24/04/2020   
 
Resumen

C-150-2020


 


MUNICIPALIDAD DE CARTAGO. LEY DE FORTALECIMIENTO DE LAS FINANZAS PÚBLICAS. DEDICACIÓN EXCLUSIVA. CONTRATOS SIN PLAZO DEFINIDO. PROHIBICIÓN. COMPENSACIONES E INCENTIVOS SALARIALES. PREVALENCIA DE LA LEY SOBRE CONVENCIONES COLECTIVAS.  IMPUESTO AL VALOR AGREGADO SOBRE EL AGUA


 


La Municipalidad de Cartago nos plantea varias consultas relacionadas con la aplicación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, n.° 9635 de 3 de diciembre del 2018.


 


Esta Procuraduría, en su dictamen C-150-2020 del 24 de abril del 2020, suscrito por Julio César Mesén Montoya, Procurador de Hacienda y por Mariela Villavicencio Suárez, Abogada de Procuraduría, arribó a las siguientes conclusiones:


 


1.- Para determinar el porcentaje que debe ser cancelado a un funcionario por concepto de compensación económica por prohibición, deberá considerarse si éste estuvo sujeto a algún régimen de prohibición antes de la entrada en vigencia de la ley n.° 9635.  Así, los nuevos porcentajes de prohibición definidos en el artículo 36 de la Ley de Salarios de la Administración Pública, en relación con lo establecido en los artículos 9 y 10 del decreto ejecutivo n.° 41564-MIDEPLAN-H, no son aplicables a los funcionarios que estuvieron sujetos a algún régimen de prohibición antes del 4 de diciembre del 2018 y mantienen la continuidad en el servicio.


 


2.- Para el pago de compensación económica por dedicación exclusiva, deberán aplicarse las reglas dispuestas en el artículo 35 de la Ley de Salarios de la Administración Pública, en los Transitorios XXVI y XXVIII de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, y en los artículos 4 y 5 del decreto ejecutivo n.° 41564-MIDEPLAN-H.


 


       3.- Los contratos de dedicación exclusiva suscritos a plazo indefinido, o sin fecha de vencimiento, resultan contrarios a las disposiciones del Transitorio XXVI de la ley n.° 9635, por lo que la Administración debe intentar, por vía de adenda, establecerles un plazo dentro del rango de uno a cinco años; y, en caso de que el servidor interesado no acepte esa modificación, debe valorarse la posibilidad de rescindir unilateralmente el contrato.


 


            4.- En el caso de los abogados municipales, el artículo 157, inciso j), del Código Municipal, dispone que la compensación económica por la prohibición establecida en esa norma es de un 65% sobre el salario base; sin embargo, en virtud de la pretensión de generalidad y uniformidad que inspiró la reforma a la Ley de Salarios de la Administración Pública operada por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, debe entenderse que el artículo 157, inciso j), citado, fue tácitamente reformado, de manera tal que la compensación económica aplicable por la prohibición establecida en esa norma es la que contempla el artículo 36 de la Ley de Salarios de la Administración Pública.


 


5.- El artículo 39 de la Ley de Salarios de la Administración pública dispone que la indemnización por concepto de auxilio de cesantía de todos los funcionarios del sector público no debe superar los 8 años; no obstante, esa disposición no aplica en el caso de los funcionarios cubiertos por convenciones colectivas vigentes pues, en esos casos, el auxilio de cesantía puede ser mayor a 8 años, pero no podrá sobrepasar el tope máximo de 12 años.


 


6.- Los jerarcas de las entidades públicas a las que se refiere el artículo 26 de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas están en la obligación de denunciar las convenciones colectivas a su vencimiento.  En los casos en los cuales se decida renegociar una convención colectiva, dicha renegociación deberá adaptarse a lo que establece la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.  


 


7.- La Municipalidad de Cartago no debe pagar quinquenios a los funcionarios que hayan ingresado a laborar después de la entrada en vigencia de la ley n.° 9635, aun cuando lo establezca su convención colectiva. En el caso de los funcionarios que ya percibieron esos sobresueldos antes de la entrada en vigencia de la ley mencionada, deberán conservar ese pago, como una suma fija, pues las reglas establecidas en esa ley buscan que el salario total de funcionario no se vea disminuido.


 


8.- Los cambios dispuestos en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas en relación con el cálculo de las compensaciones e incentivos salariales, empezaron a regir a partir de la entrada en vigencia de esa ley. Para el pago de anualidades y de los demás incentivos y compensaciones económicas a los funcionarios municipales debe seguirse el procedimiento dispuesto en los artículos 50 y 56 de la Ley de Salarios de la Administración Pública, complementados por lo señalado en los numerales 14 y 17 del Reglamento al Título III de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas antes transcritos.


 


9.- Del análisis de la ley n.° 9635 y del decreto n.° 41564 citado, no se desprende que su intención haya sido la de derogar las disposiciones, de distinto rango, que regían la remuneración de los servidores públicos (salvo en los casos expresamente previstos en la propia ley) sino la de adecuar esa normativa a un marco general aplicable a cada uno de los componentes salariales existentes.


 


10.- La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se emitió con la finalidad de unificar las reglas aplicables en materia de empleo en todo el sector público, lo que incluye a las municipalidades.  Debido a que la regulación del empleo público municipal no es una materia reservada exclusivamente a las municipalidades, no puede afirmarse que dicha ley invadió la autonomía de esos entes públicos territoriales.


 


11.- Las corporaciones municipales deben facturar y cobrar el impuesto al valor agregado sobre el agua que venda para el consumo residencial cuando el consumo sea mayor a los treinta metros cúbicos, en cuyo caso, el impuesto debe cobrarse sobre la totalidad del consumo.