Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 055 del 25/03/1998 >> Resumen
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Resumen Dictamen 055
 
  Dictamen : 055 del 25/03/1998   
 
Resumen

C-055-98


CERTIFICADO DE ABONO TRIBUTARIO. IMPUESTO SOBRE LA RENTA. EXENCIÓN DE IMPUESTOS.


   El Ministro de Hacienda, mediante oficio DM-133-98 de 11 de febrero del año en curso, solicita que se amplíen y adicionen algunos puntos al pronunciamiento C-015-98.


   En Específico solicitan nuestro criterio sobre lo siguiente:


1. Si los ingresos por CATS se encuentran afectos al impuesto sobre las utilidades, de conformidad con los artículo 1º y 5º de la Ley Nº 7092 y sus reformas (Ley de Impuesto sobre la Renta).


2. Se solicita que se aclare el momento en que se considera acaecido el hecho generador del impuesto, sea, en el momento de emisión del certificado o cuando éste se encuentre maduro. Aclaran que lo que se solicitan es una indicación general sobre el momento en que se encuentre acaecido el hecho generador.


3. Requieren también se aclare si a los contribuyentes a quienes se les contestó una consulta con fundamento en el artículo 119 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, debe seguírseles procedimientos de nulidad o lesividad, o si únicamente basta con la notificación del nuevo criterio el cual regirá para los hechos generadores que se consuman con posterioridad a ésta. Asimismo se indique a partir de qué período se gravarán a los contribuyentes que no hubieran realizado consulta con fundamento en la citada disposición.


   Mediante pronunciamiento C-055-98 de 25 de marzo de 1998, La Licda. Ana Lorena Brenes Esquivel, concluye: que los ingresos que perciben los exportadores por concepto de CAT y desde la perspectiva exclusiva del origen o fuente de esos ingresos (y no del objeto y finalidad del incentivo o beneficio), no forman parte del elemento objetivo del hecho generador del impuesto sobre la renta, y por tanto, no están sujetos al pago del impuesto sobre la renta. Esta no sujeción debe entenderse como la no existencia de vinculación jurídica con los presupuestos de hecho que determinan el nacimiento de esa obligación tributaria.


   En cuanto a los efectos de lo resuelto por la Tributación Directa en una consulta se precisa lo siguiente: Los efectos de lo resuelto por la Administración están referidos a una situación de hecho concreta y actual y benefician únicamente al consultante, debe necesariamente considerarse que éste adquiere derechos subjetivos a partir de ese pronunciamiento y sobre los aspectos resueltos en la consulta.


   En ese sentido, se considera que cuando la Administración se ha pronunciado sobre lo planteado por un administrado, en ejercicio de la competencia asignada en el artículo 119 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, y desea modificar lo resuelto por considerar que contiene vicios de legalidad, debe necesariamente recurrir a la declaratoria de lesividad del acto (tratándose de nulidad absoluta), o bien a la declaración de nulidad absoluta, evidente y manifiesta, si así fuera el supuesto.


   En esos casos no basta la simple comunicación al administrado del cambio de criterio de la Administración. Ahora bien, cuando se modifica la situación el derecho o el concreto y actual que tomó en cuenta la Administración a la hora de resolver el asunto, entonces no es necesario seguir los procedimientos ya señalados, dado que los efectos del acto dictado se circunscriben únicamente a lo resuelto en una situación determinada, sin que se pueda pretender que sean de alcance general por disposición expresa de la ley.