Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 068 del 08/04/1999 >> Resumen
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Resumen Dictamen 068
 
  Dictamen : 068 del 08/04/1999   
 
Resumen

C-068-99


            El Concejo Municipal de Orotina, mediante Oficio CMO-03-98(sic), consulta sobre " si el Concejo puede autorizar la división de patentes de licores denominadas " mixtas" y adjudicar patentes especiales de licores, no obstante haberse derogado el artículo 27 de la Ley de Licores. Igualmente, consulta si procede legalmente anular los acuerdos que se hayan tomado en ese sentido".


            La Lic. L. Lupita Chaves Cervantes, Procuradora Adjunta, responde a la consulta indicando que no se encuentra contemplada en la Ley No.10 " Ley sobre la venta de Licores" ni en el Reglamento a esa Ley, la patente mixta. Que la práctica de algunos municipios, como el caso de la consultante, de otorgar a una persona física o jurídica, patente mixta que incluya tanto la patente de licores nacionales como de licores extranjeros, al no estar contemplada dentro del ordenamiento, infringe el principio de juridicidad de la Administración y de legalidad. En relación a las patentes especiales, se hace referencia a que si bien es cierto, el texto original de la Ley las contemplaba, obedeciendo su denominación a un horario especial mediante el cual funcionaban, hoy día dicha normativa se encuentra derogada. Al eliminar el texto vigente de la Ley el otorgamiento de patentes especiales, su vigencia y aprobación luego de la derogatoria, escapa a las facultades municipales.


            Sobre la anulación de los acuerdos administrativos, se señala, que constituye un deber legal, anular cualquier acto administrativo que contenga vicios de nulidad, para tal efecto, la Ley General de la Administración Pública, determina el procedimiento a seguir, ya sea en vía administrativa o judicial, dependiendo del acto concreto, tomando en consideración el respeto a los principios constitucionales del debido proceso, con el fin de no afectar derechos subjetivos de terceros producidos al amparo de ese acto administrativo.