Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Opinión Jurídica 059 del 16/09/2013
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Texto Opinión Jurídica 059
 
  Opinión Jurídica : 059 - J   del 16/09/2013   

16 de setiembre de 2013


OJ-059-2013


 


Señor


Carlos Humberto Góngora Fuentes


Diputado


Asamblea Legislativa


 


Estimado señor:


 


Con aprobación de la señora Procuradora General de la República, me refiero a su Oficio CGF-92-IV-2013 de 29 de agosto de 2013, recibido en este despacho ese mismo día, en el cual se consulta nuestro criterio sobre el marco regulatorio que define las competencias del Ministerio de Obras Públicas y Transportes y las Municipalidades en relación con el otorgamiento de las licencias para la publicidad exterior.


Esta Procuraduría considera prudente indicar que cuando los señores diputados solicitan nuestro criterio legal sobre determinado proyecto de ley o tema en particular, conforme a lo dispuesto en nuestra Ley Orgánica número 6815 de 27 de setiembre de 1982, lo dicho no constituye un dictamen, sino más bien una opinión jurídica sin efectos vinculantes para el consultante.


Asimismo, y como también se ha indicado en otras oportunidades, “… al no estarse en los supuestos que prevé el artículo 157 del Reglamento de la Asamblea Legislativa (consulta al Tribunal Supremo de Elecciones, la Universidad de Costa Rica, el Poder Judicial o una institución autónoma), a la solicitud que nos ocupa no le es aplicable el plazo de ocho días hábiles que dicho artículo dispone” (Opinión Jurídica No. OJ-097-2001 de 18 de julio de 2001).


            Dicho lo anterior, y en relación con lo consultado, ha se señalarse lo siguiente:


 


El artículo 1 de la Ley General de Caminos número 5060 de 22 de agosto de 1972 clasifica los caminos públicos en nacionales y cantonales y establece que la administración de los nacionales corresponde al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la de los cantonales a la respectiva municipalidad.


En lo que tiene que ver específicamente con la colocación de publicidad exterior en terrenos adyacentes a los caminos públicos, el artículo 10 del Reglamento de los Derechos de Vía y Publicidad Exterior, Nº 29253-MOPT del 20 de diciembre del 2000, establece lo siguiente:


“Artículo 10.—Autorización: Para la instalación, construcción, relocalización, traslados y exhibición de anuncios, rótulos o avisos, por parte de personas públicas o privadas, en una faja de terreno de doscientos (200) metros de ancho, adyacentes a ambos lados de la línea de centro de las carreteras y caminos o en aquellos lugares que de alguna forma tengan incidencia sobre la seguridad, la visibilidad, la perspectiva panorámica, el ornato o el medio ambiente, se requerirá autorización del MOPT.”


Es clara esta disposición en el sentido de que lo relacionado con la autorización para la colocación de publicidad exterior en terrenos adyacentes a los caminos públicos, o en cualquier otro lugar que tenga las características definidas por el artículo citado, es competencia del MOPT. Ahora bien, lo regulado en este artículo no conlleva menoscabo a las competencias establecidas por la Ley de Caminos Públicos a favor de las municipalidades en relación con las vías o caminos públicos cantonales. Así lo ha entendido la Sala Constitucional, pues en  la sentencia número 02127-2003 del 14 de marzo del 2003, indicó en relación con el reglamento comentado, lo siguiente:


“Analizado el contenido del Reglamento impugnado se concluye que autoriza al M.O.P.T. a administrar, fiscalizar y regular, a nivel nacional los derechos de vía de la red vial nacional, así como la instalación, sustitución, construcción, reconstrucción y exhibición de todo tipo de anuncios, rótulos, vallas, parabuses en terrenos públicos o privados. Tales terrenos públicos o privados son, según define el mismo reglamento, inmuebles adyacentes o no a un derecho de vía. El Reglamento regula actividades y labores a ejecutar sobre los derechos de vía que forman parte de la red vial nacional, cuya titularidad corresponde al Estado, pero cuya administración se otorga al M.O.P.T. Ello no supone ninguna interferencia con las competencias constitucionales asignadas a las Municipalidades, que conservan la potestad de administrar los derechos de vía sobre los caminos que forman parte de la red vial cantonal. No se lesiona el principio de autonomía municipal, pues ya este Tribunal indicó en la sentencia 5445-99, que los artículos 169 y 170 de la Constitución Política otorgan autonomía a los gobiernos municipales en cuanto a “la administración de los intereses y servicios locales en cada cantón” “


De conformidad con la interpretación hecha por la Sala Constitucional, el reglamento sólo regula lo relacionado con la autorización para la colocación de publicidad exterior en terrenos adyacentes a caminos públicos nacionales. Esto significa que, en relación con la colocación de publicidad exterior en terrenos adyacentes a caminos públicos cantonales, no es de aplicación el citado reglamento. En consecuencia, y en atención a la distribución de competencias sobre la administración de los caminos públicos establecida en la Ley de Caminos Públicos, lo relacionado con la autorización para la colocación de publicidad exterior en terrenos adyacentes a los cantonales, es competencia de la respectiva municipalidad.


            Por otra parte, en lo que tiene que ver con el ejercicio de la competencia otorgada al MOPT en relación con la colocación de publicidad exterior, es importante señalar que, en el caso de los caminos públicos o derechos de vía nacionales que atraviesan centros urbanos, el MOPT debe atenerse a lo dispuesto en el respectivo plan regulador cantonal. Esto, en atención al principio de coordinación administrativa que en este caso implica que un ente público con competencias nacionales tiene que adecuar el ejercicio de una competencia específica a lo dispuesto en la planificación urbana hecha por un ente público con competencias locales. Es lo que ha señalado la Sala Constitucional en la sentencia número 5445-99 del 14 de julio de 1999, cuando indicó:


Sin embargo, de conformidad con lo señalado en el Considerado X de esta sentencia, ésta es una labor que el M.O.P.T. debe desarrollar en coordinación con las funciones locales, en los términos señalados en la norma impugnada y en lo dispuesto en el analizado artículo 5 del derogado Código Municipal y del artículo 7 del nuevo cuerpo legal, de manera que al dictarse la ordenación de las vías públicas debe hacerse respetándose el ordenamiento jurídico local, lo que equivale en esta materia, que debe hacerse conforme a los planes reguladores dictados por las municipalidades para su jurisdicción territorial en donde existan, o en coordinación con ellas para resolver lo que mejor convenga, en las jurisdicciones en las que no existan planes reguladores. En atención a las anteriores consideraciones, el artículo 2 de la Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres no es violatorio de la autonomía municipal…”. (El resaltado no es del original).


En resumen, la autorización para colocar publicidad exterior en terrenos adyacentes a caminos, vías o derechos de vía nacionales, el MOPT debe darla respetando la planificación urbana local. En caso de que no se haya aprobado el respectivo plan regulador, siempre debe coordinar con la municipalidad respectiva el otorgamiento de la autorización.


                   


 


Atentamente,


 


 


 


Julio Jurado Fernández


Procurador


 


 


JJF/ hhc