Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 163 del 07/05/1984
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Texto Dictamen 163
 
  Dictamen : 163 del 07/05/1984   

C-163-84


7 de mayo de 1984


 


Señor


Ing. Arturo Castro Figueres


Subgerente


Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados


S.O.


 


 


Estimado señor:


 


        Con la aprobación del señor Procurador General de la República me refiero a su atento oficio No. 2030 de 23 de abril de último, mediante el cual consulta a la Procuraduría si la Ley No. 6155 de 24 de febrero del año en curso ha derogado las leyes, que otorgan extensiones relativas al pago de especies fiscales a las entidades descentralizadas.


 


       Al respecto tengo a bien informarle que, la Procuraduría General de la República ha externado su criterio en relación con la vigencia de las extensiones fiscales otorgadas, por distintas leyes, a las entidades descentralizadas y a órganos desconcentrados. Dicho criterio señala que la Ley para el Equilibrio Financiero del Sector Público modifico los artículos 238 a 253 del Código fiscal, variando el monto de la tarifa que debe cubrirse por concepto de papel y especies fiscales, sin modificar los elementos esenciales de la relación tributaria y, por ende, sin derogar las exoneraciones previstas en otras formas. En efecto, el dictamen No. C-130-84 de 5 de abril último, suscrito por el Lic. Fernando Albertazzi Herrera, Procurador Contencioso Administrativo indicó:


 


“… La citada Ley para el Equilibrio Financiero del Sector Público reforma –entre otras-las disposiciones contenidas en el Código Fiscal sobre papel sellado, modificando, el efecto, los artículos que van del 238 al 253. Pero es preciso señalar que tales notificaciones no pudieron cambiar los elementos sustanciales del impuesto, tales como el hecho generador a los sujetos al tributo, sino que lo que en realidad hicieron fue aumentar la tarifa del impuesto que antes existía. En otras palabras: lo que ha valido –en cuanto al papel sellado- es un aumento de sus montos, lo cual significa que las normas legales constantes en las leyes especiales que exoneraban el uso de tal papel o concedían rebajas especiales en cuanto a su uso, han quedado plenamente vigentes”.


  


              Este criterio, externado en torno al uso del papel sellado, es plenamente aplicable al uso de los timbres fiscales, puesto que la Ley No. 6955 simplemente modifica el valor del timbres que deben ser cubiertos por cada uno de los actos o documentos indicados en el articulado legal, sin modificar otros elementos esenciales de dicho tributo. Por lo expuesto no podría afirmarse que la ley obliga al pago de utilización de papel o especies fiscales, a quienes con anterioridad a la emisión de la ley no estaban obligados a dicho pago.


 


             Como usted señala a la consulta, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados disfruta de una extensión fiscal. En efecto “A y A” según lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley No. 5915 de 12 de junio de 1976:


            “Estará exento de todo pago de tasas, impuestos y derechos fiscales, nacionales o municipales, gozará de franquicia telegráfica y postal; litigará en papel de edificio y no pagará derechos de Registro”.


 


            En virtud de dichas disposiciones, cabe concluir  que el instituto no está sujeto al pago del mayor valor establecido por la Ley No.6955 para los timbres fiscales.


 


              Resta indicar que la anterior interpretación no solo es conforme con la redacción de la Ley del Equilibrio Financiero, sino con el principio que postula que la Ley General no deroga la ley especial, salvo norma en contrario.


 


            Por lo antes expuesto, es criterio de la Procuraduría General que:


a)      La Ley No. 6955 de 24 de febrero del presente año no ha derogado ni modificado las leyes especiales que otorgan extensiones en favor de las entidades descentralizadas, para el pago de timbres fiscales y uso de papel sellado y


b)     Consecuentemente, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados no está sujeto a pago de los nuevos valores que para los timbres fiscales establece la Ley No. 6955 ni al uso de papel sellado en sus actos o documentos.


 


De Ud. muy atentamente,


 


Licda. Magda Inés Rojas Chaves


PROCURADORA ADJUNTA


 


 


MIRCH: 158


        cc: Archivo