Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 005 del 02/01/1984
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Texto Dictamen 005
 
  Dictamen : 005 del 02/01/1984   

C-005-84


San José, 2 de enero de 1984


Señor


Emilio Obando Cairol


Subdirector Departamento Administrativo


Banco Central de Costa Rica


S. D.


Estimado señor:


Con la anuencia del señor Procurador General Adjunto de la República doy respuesta a su oficio DA-1135-83 de 13 de setiembre del año pasado, por medio del cual consulta a esta Procuraduría si resulta jurídicamente procedente reajustar los salarios mínimos de los servidores de esa institución "... de conformidad con las variaciones que se acuerden e los respectivos decretos que se emiten y publican sobre este particular". Manifiesta usted a la vez que "De conformidad con el criterio emitido por el Asesora Laboral de este Banco, Lic. Oscar Bejarano Coto, del cual se adjunta copia, tal obligación no rige sino a partir del próximo presupuesto ordinario, según se contempla en el artículo 178 del Código de Trabajo, así como que en estos casos no cabe aplicar retroactividad alguna". Señala luego que "No obstante lo anterior, en consultas verbales que se han hecho a funcionarios de la Contraloría General de la República, se nos ha informado que aquellas instituciones que tengan contenido económico pueden realizar los ajustes por salarios mínimos en cualquier modificación de presupuesto".


De los términos en que usted formula su consulta, entendemos que la misma se contrarse concretamente a que se determine si, no obstante la excepción establecida en el numeral 173 del Código de Trabajo para los servidores públicos, en lo tocante a la vigencia de los salarios mínimos, en aquellos casos de instituciones que cuenten con contenido presupuestario suficiente, éstas pueden reconocer dichos salarios con efecto retroactivo, haciendo la correspondiente modificación presupuestaria.


Sobre el particular me permito manifestarle lo siguiente:


En lo tocante a la vigencia de los nuevos decretos de salarios mínimos, ya esta Procuraduría en abundantes pronunciamientos ha seguido el criterio de que, en lo que a los servidores públicos se refiere, los nuevos salarios mínimos deberán serles reconocidos hasta que dichas remuneraciones estén específicamente incluidas en el correspondiente presupuesto. En ese sentido ha sido establecido en los dictámenes C-210-82 de 3 de setiembre de 1982, C-103-83 de 6 de abril, C-288-83 de 26 de agosto y C-374-83 de 31 de octubre del año pasado.


Ahora bien, ya concretamente en cuanto a la procedencia jurídica de un pago retroactivo de dichos salarios mínimos (en aquellos casos de instituciones que cuentan con contenido presupuestario para hacer frente a las erogaciones que ello implicaría), también esta Procuraduría ya externó su criterio sobre tal aspecto. En efecto, en el referido oficio C-288-83, mediante el cual se daba respuesta precisamente a una pregunta sobre la posibilidad de efectuar ese pago retroactivamente, este Despacho expresó lo siguiente:


"Respecto de lo consultado, cabe señalar que en la medida en que los salarios mínimos no rigen para los servidores públicos a partir de la emisión del Decreto respectivo, sino a partir de la inclusión de las partidas presupuestarias en el año fiscal siguiente, no podría pretenderse un pago retroactivo de la diferencia salarial que se produce. En efecto, el pago retroactivo no encontraría fundamento en el artículo 178 del Código de Trabajo..."


Como puede notarse, dicha posición es terminante en el sentido de la improcedencia de tal pago retroactivo. Ahora bien, aunque en esa ocasión no se entró a cuestionar la existencia o no de contenido presupuestaria para hacer frente a las erogaciones que ese eventual pago demandaría, es lo cierto que este último aspecto no tiene ninguna relevancia como para poder hacer cambiar el criterio de este Despacho. En efecto, como muy se desprende del texto del numeral 178 de repetida cita, la única obligación del Estado y sus Instituciones es la de reconocer los nuevos salarios mínimos a partir de la vigencia del siguiente presupuesto ordinario. De ahí que resultaría jurídicamente improcedente hacer modificaciones presupuestarias destinando para un pago salarial no obligatorio fondos que deben usarse para que la institución cumpla con los cometidos fundamentales que por ley se le han fijado.


Con fundamento en lo expuesto esta Procuraduría concluye que el pago retroactivo de los nuevos salarios mínimos, por más que la institución cuente con contenido económico para cubrir dicha erogación, resulta improcedente.


Atentamente, 


Lic. Ricardo Vargas Vásquez


PROCURADOR DE RELACIONES DE SERVICIO


SECCIÓN II


 


RVV-macr.e