Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 111 del 11/06/1998
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Texto Dictamen 111
 
  Dictamen : 111 del 11/06/1998   
( ACLARADO )  

C-111-98


San José, 11 de junio de 1998


 


Licenciado


Juan Rafael Madrigal Hernández


Secretario General


Registro Civil


 


Estimado Licenciado:


   Con la aprobación del señor Procurador General Adjunto, me refiero a su oficio Nº 24-98 SGRC, de fecha 20 de febrero de 1998, mediante el cual solicita que esta Procuraduría interponga sus buenos oficios y se proceda a gestionar la nulidad del matrimonio del señor MARCOS MARTIN CANTILLANO RIOS de nacionalidad nicaraguense con la señora DORA GARITA ASTUA, matrimonio efectuado el 3 de agosto de 1996 en San José, por el notario público CARLOS BARRANTES MENDEZ, dado que el señor Cantillano registra un matrimonio anterior celebrado en Limón, sin que conste información de divorcio o defunción.


I.- ANTECEDENTES


   Según consta de la documentación que se adjunta, el (sic)MARCOS CANTILLANO RIOS de origen nicaraguense, contrajo nupcias por primera vez el 25 de marzo de 1991 en Talamanca con la joven menor de edad en esa época Jennette Torres Cedeño, de origen costarricense, matrimonio celebrado por el Notario Público Jorge Logan Portuguez y se encuentra debidamente inscrito en el Registro Civil, en el Partido de la Provincia de Limón al Tomo 042, Folio 367, Asiento 733. Cabe destacar que de acuerdo a la información suministrada, el citado notario público presentó la Declaración de este matrimonio Civil al Registro Civil para su inscripción con atraso el día 26 de setiembre de 1991.


   El señor MARCOS MARTIN CANTILLANO RIOS por segunda vez contrajo nupcias con la señora DORA GARITA ASTUA, matrimonio efectuado por el notario público Carlos Bermúdez Barrantes el 3 de agosto de 1996 en San José.


   De un análisis del expediente enviado para proceder según se indica a presentar un proceso judicial abreviado de nulidad podemos tener los siguientes datos de importancia:


1.- Que el segundo matrimonio del citado señor con la señora DORA GARITA ASTUA, no se ha inscrito aún en el Registro.


2.- Que ese Registro no aporta ningún tipo de documentación o expediente en relación a este segundo matrimonio del citado señor, que permita determinar responsabilidad del notario que lo realizó, o error registral, por el contrario, sí se aporta la documentación completa del primer matrimonio del citado señor, la cual para los efectos que interesan es intrascendente dado que se encuentra debidamente inscrito.


3.- Con respecto al segundo matrimonio solo consta en el expediente remitido que la señora DORA GARITA ASTUA, el día 5 de setiembre de 1997 señalando que cuando se casó con el señor Cantillano aparecía como soltero.


4.- Consta que esa Unidad Administrativa presentó denuncia ante el Ministerio Público en noviembre de 1996, pero no se sabe si hay ya sentencia penal que permita determinar qué sucedió con esa denuncia, porque podría ser que el señor Juez Penal hubiese declarado la culpabilidad de los segundos contrayentes o la absolución, aspecto importante para determinar el razonamiento de esa Autoridad Judicial.


II.- MATRIMONIO LEGALMENTE IMPOSIBLE


   El hecho de que penalmente desconozcamos cómo prosperó la denuncia incoada por ese Registro contra los segundos contrayentes, no impide tener bien claro desde el punto de vista jurídico que el matrimonio efectuado por los señores MARCOS MARTIN CANTILLANO RIOS y DORA GARITA ASTUA no tiene validez alguna, ambos fueron realizados en nuestro país y en lo que respecta propiamente a su solicitud, para que esta Representación Estatal, pueda iniciar los trámites para anular un matrimonio en la vía jurisdiccional, nuestro Código de Familia, en su capítulo II, habla de los Impedimentos, Revalidaciones y Dispensas del Matrimonio, específicamente en su artículo 14, enumera los casos en que se está en presencia de un matrimonio legalmente imposible, y entre otros casos en su inciso primero señala:


"De la persona que esté ligada por un matrimonio anterior;".


   Así mismo, el mismo cuerpo legal dispone:


"ARTICULO 64.- La nulidad del matrimonio prevista en el artículo 14 puede declararse aún de oficio."


   De los artículos citados se desprende la conclusión de  que un matrimonio celebrado en contradicción a lo que allí se establece, se torna en legalmente imposible y no puede llegar a surtir efectos jurídicos ni civiles en nuestro país, por lo que es imposible su inscripción ante el Registro Civil, aún  en el caso de que los contrayentes hayan sido absueltos en vía penal.


3.- ASPECTOS DE ORDEN REGISTRAL: Quiebra de la Seguridad Registral


   No se logra determinar por ausencia de documentación respecto al segundo matrimonio, cómo el MARTIN CANTILLANO RIOS, siendo casado por primera vez, logró contraer nuevas nupcias, matrimonio efectuado ante el Notario Público Lic. Carlos Barrantes, sin que constara en ese Registro datos de divorcio o defunción de su primera cónyuge, ello con el fin de determinar si sucedió a raíz de un error registral o es responsabilidad del citado Notario, aspecto que es importante determinar para la comunicación a las instancias correspondientes (Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia e Instancia Penal) en el caso de que nos encontremos en la segunda situación.


   Si nos encontráramos ante un error registral, ello permite inducir la ausencia de controles por parte del Registro y eventualmente, un desorden registral, referencia suficiente de acuerdo a lo acontecido para que el Registro se replantee el funcionamiento del servicio público, y así evitar que situaciones como las descritas se repitan.


   Es importante, recurrir a indagaciones pertinentes, para determinar la responsabilidad de los eventuales funcionarios que permitieron dejar transcurrir los plazos señalados, y aplicar las medidas correspondientes en aras de garantizar el buen funcionamiento del servicio público.


   En ese sentido la doctrina ha sido bien clara al señalar:


"El Estado moderno tiende a no ser más una soberanía nacional que manda, sino a llegar a ser una federación de servicios públicos que administran los detentadores de la fuerza más grande, no teniendo el derecho de mandar, sino el deber de asegurar el funcionamiento ininterrumpido y productivo de estos servicios...a fin de que la solidaridad social, motivando y presidiendo la acción pública, construya una forma de Estado más amplia, más flexible, más protectora, más humana..." ( Antonio Martínez Marín. El buen funcionamiento de los Servicios Públicos, Editorial Tecnos, S.A., 1990, p.p.19-20).


   De acuerdo a lo transcrito, el respeto y aceptación de quienes crean el derecho y a quienes va dirigido es una garantía y condición indispensable para la convivencia ordenada y libre de los ciudadanos, previéndose con ello la arbitrariedad y transgresión de normas y la no eficacia del Derecho. Todo ello conlleva a la importancia de revisar la dimensión funcional y la seguridad que los datos registrales están dando al ciudadano, la regularidad del cumplimiento de las normas y la eficacia del ordenamiento registral, con el fin de evitar una quiebra de la seguridad en ese Sistema Registral.


4.- PROCEDIMIENTO PARA DENEGACION DE LA INSCRIPCION


   Nuestro ordenamiento jurídico de conformidad con lo establecido en el Capítulo VIII de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones y Del Registro Civil, sobre calificación de documentos y denegación de inscripciones, regula el procedimiento a seguir cuando no proceda una inscripción registral, según lo señalan los artículos 69 y 70 al establecer:


"ARTICULO 69.- El Registrador general podrá suspender la inscripción o anotación marginal de los documentos que se le presenten, cuando a su juicio no reunan los requisitos y formalidades necesarios y lo avisará por el período oficial a los interesados. Si el interesado no se conformare con la suspensión, podrá en cualquier tiempo solicitar por escrito en papel sellado correspondiente, y exponiendo los motivos en que se apoye, la revocatoria de la orden o la denegación formal de la inscripción.


El Registrador resolverá lo que estime conveniente. Si accede a la revocatoria, mandará a practicar el asiento; en caso contrario, remitirá el expediente al Tribunal, previa notificación a las partes que hubieren indicado casa con ese objeto. Trámite de estos asuntos en el Tribunal.


ARTICULO 70.- Dentro de los ocho días siguientes al recibo del documento y actuaciones, el Tribunal dictará la resolución que corresponda. Dictada la resolución, se procederá conforme al párrafo último del artículo 67."


   Así tomando en cuenta que nos encontramos ante un matrimonio llevado a cabo en contravención de los artículos 14 y siguientes del Código de Familia, nulo y legalmente imposible, que no puede surtir efectos jurídicos; cuya nulidad se puede declarar de oficio, lo procedente es la aplicación de los artículos 69, 70 y concordantes de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones y del Registro Civil, número 3504 del 10 de mayo de 1965, en cuanto establece en ellos, el proceso para la denegación de inscripciones.


   En estos casos no es procedente iniciar las diligencias de abreviado de nulidad de matrimonio judiciales, ya que son situaciones legalmente imposibles, no se ha producido de toda suerte inscripción registral de esa figura legalmente imposible, por tanto el Registro Civil tiene la potestad de alegar la nulidad indicada y rechazar la solicitud de inscripción, haciendo constar por escrito clara y racionalmente los fundamentos y criterios que lo llevan a ello y cumpliendo con el procedimiento establecido en los artículos 69 y 70 transcritos supra..


   En conclusión, corresponde al Registro Civil, rechazar la solicitud de inscripción presentada, para lo cual procederá a levantar el respectivo expediente administrativo, conforme al proceso establecido en la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones y Registro Civil transcrito supra.


   Por las razones apuntadas, se procede a devolver la documentación por usted remitida, para los fines correspondientes,


Atentamente,


Licda. L. Lupita Chaves Cervantes


PROCURADORA ADJUNTA