Buscar:
 PGR - SINALEVI >> Pronunciamientos >> Resultados >> Dictamen 191 del 06/10/1987
Internet
Año:
Buscar en:




Opciones:
Guardar
Imprimir


Ficha del Pronunciamiento
ß&Ø¥ß%
Texto Dictamen 191
 
  Dictamen : 191 del 06/10/1987   

C-191-87


6 de octubre de 1987


 


Señora


Licda. Rosalía Bravo de Vargas


Secretaría Técnica de la Autoridad Presupuestaria


S.         D.


 


Estimada señora:


 


Por encargo y con la aprobación del señor Procurador General de la República, me refiero a su  nota número STAP-3057 de 30 de junio de este año en curso, mediante la cual solicita a esta Procuraduría General, emitir criterio respecto a las convenciones colectivas, y su fenecimiento por el advenimiento del plazo, una vez producida la prórroga automática de que habla el artículo 58 del Código de Trabajo, es decir, concretamente, si una convención colectiva se extingue por el hecho de haberse prorrogado automáticamente durante un período igual al estipulado.


 


Al respecto me permito informarle lo siguiente:


 


Nuestro Código de Trabajo en su artículo 58 inciso e), regula lo tocante a la duración y permanencia de los convenios colectivos, y en lo que interesa dice:


 


“Artículo 58.- En la Convención colectiva se especificará todo lo relativo a:


 


a)                 (…);


e) La duración de la Convención y el día en que comenzará a regir.  Es entendido que no podrá fijarse su vigencia por un plazo menor de un año ni mayor de tres, pero que en cada ocasión se prorrogará automáticamente durante un período igual al estipulado, si ninguna de las partes la denuncia con un mes de anticipación al respectivo vencimiento.  Cuando la denuncia la hicieren los trabajadores, deberán representar por lo menos el sesenta por ciento de la totalidad de los miembros que tenían el sindicato o sindicatos que la hubieren celebrado; y cuando la formulen los patronos, estos deberán en ese momento tener trabajando por lo menos igual porcentaje de los afectados por la convención. (…)”.  (El subrayado  es nuestro)


 


El precepto transcrito no ofrece duda alguna en cuanto a su verdadero sentido y alcances, razón suficiente para omitir esfuerzos interpretativos, que no deben darse cuando la ley es clara y comprensible, de allí que no sea lícito variarla a título de interpretación, sino más bien entenderla en su significación corriente, es decir, que si ninguna de las partes denuncian con un mes de anticipación al respectivo vencimiento, la convención colectiva que disciplina la prestación de labores en una determinada comunidad laboral, ésta se entenderá prorrogada automáticamente durante un período igual al estipulado originalmente.


 


Ahora bien, arribando al punto objeto de duda y por ende motivo de la consulta, debemos expresar, que no es posible sostener jurídica ni doctrinalmente, la tesis de que una convención colectiva se extingue por el hecho de haberse cumplido el plazo por el que fue prorrogada automáticamente, pues ello sería darle una interpretación restrictiva al citado inciso e) del artículo 58 del Código de Trabajo, provocando situaciones que la norma no contempla, ni en su letra, ni en su espíritu, al reducir los supuestos de hecho que formalmente contiene, como sería el caso de limitar a una sola vez la prórroga automática a que se refiere el numeral en examen.  Asimismo, es preciso señalar, que la celebración de convenciones colectivas con arreglo a la ley, es un derecho constitucional enmarcado dentro del título de Derechos y Garantías Sociales,  y como tal, no debe ser interpretado en forma restrictiva, sino en el sentido de favorecer el goce de ese derecho.


 


Por su parte, resulta válido afirmar, que la única causa normal de extinción de las convenciones colectivas que previó el legislador en el texto objeto de análisis, es sin lugar a dudas la “denuncia de las partes”.  Es mediante este mecanismo y bajo ciertos requisitos, como los son el plazo de un mes de anticipación al respectivo vencimiento, y el porcentaje del sesenta por ciento de que habla el texto legal en referencia, que las partes expresan por escrito su voluntad de dar por terminada la convención.  Además, es regla aceptada doctrinalmente, que las causas de terminación de las convenciones deben concretarse a las estrictamente indispensables, de suerte que, no resulta viable forzar el texto legal por la vía de la interpretación, restringiendo así sus alcances.  Por ello, en el caso del inciso e) del artículo 58 del Código de Trabajo, lo pertinente es interpretarlo en un sentido simplemente declarativo, es decir, ni quitando ni añadiendo otro sentido que el que la norma tiene, a saber, que las convenciones colectivas se prorrogarán automáticamente en cada ocasión que no exista denuncia de las partes.


 


CONCLUSION:


 


            Con fundamento en lo expuesto, esta Procuraduría General es del criterio de que las convenciones colectivas no fenecen o se extinguen por el hecho del advenimiento del plazo, una vez producida la prórroga automática contenida en el inciso e) del artículo 58 del Código de Trabajo, ya que esa circunstancia no se contempla como causa de extinción.


 


            Atentamente,


 


 


Lic. German Luis Romero Calderón


Procurador Adjunto


 


 


GRC/lmr